lunes, 17 de marzo de 2014

Sobre la aguja de ganchillo

Hoy quiero presentaros mi colección de agujas, que es amplia, y ya de paso explicamos los tipo de aguja que hay, y os cuento mi opinión (porque yo sólo puedo hablar desde mi opinión) sobre cada una de ellas.


Ganchillos de aluminio: Son el tipo más común de ganchillo, y los encontrarás en una gama muy amplia de grosores. Los básicos son de ese color gris clarito.


 Los hay también en divertidos juegos de colores, pero eso es pura estética.






Ganchillos de bambú: Son muy cálidos y flexibles. Súper cómodos y tan bonitos....





Ganchillos de plástico: Como los ganchillos de bambú, son cálidos, pero su único atractivo son los colores llamativos. A no ser que estemos trabajando con un grosor muy grande, por encima de 10 mm.





A continuación os presento tres agujas que no pertenecen a ninguna colección:
  • La primera: Aguja de madera, es un poco más larga de lo normal, pero es por el grosor.
  • La azul: es de madera. Me encanta esta aguja, parece un lápiz al que han abierto una garganta y han esmaltado. Cuando mi abuela falleció, mi tía me trajo todo su material de tejer y éste fue el único ganchillo que traía, y nunca he vuelto a ver uno igual.
  • Aguja de doble punta: Mi primera aguja. Cada extremo tiene un grosor distinto.




Ganchillo de acero con mango de bambú: son una serie de agujas muy finitas, y ¡menudo descubrimiento! porque las labores largas hacen callo y no es lo mismo el apoyo y roce continuo de una superficie de 2 milímetros sobre tu dedito corazón, que una centímetro y medio, que es más ancho que el propio dedo. Nada que ver. Las recomiendo muchísimo.





Ganchillo de aluminio con mango de plástico: Como las anteriores son más ergonómicas, y súper cómodas. Además el plástico del mango, no es como el de las agujas enteramente de plástico. Éste es algo más blandito.



Ganchillo tunecino: Son muchísimo más largas que las agujas normales. Cuando hacemos ganchillo, trabajamos punto por punto, pero en el ganchillo tunecino se van acumulando en el mango para recuperarse después. Lo veremos.


En la siguiente foto os muestro unas agujas de tricotar, que miden lo mismo que el ganchillo tunecino (35 cm), y la diferencia con un ganchillo normal (15 cm).




Y sobre las partes de la aguja...


¿Cómo se coge la aguja?

Cada persona tiene su propia manera de coger la aguja y la hebra. Si estás empezando a tejer, ni te preocupes por cómo debes hacerlo tú. A medida que tejes, irás viendo cómo te es más fácil a ti.

Como un lápiz: se sujeta con los dedos corazón, índice y pulgar; dejando el mango sobre la mano. Yo cojo la aguja así, es como me resulta más fácil




Como un cuchillo: Dejando el mango dentro de la mano. Yo uso esta técnica cuando las agujas son muy grandes, por ejemplo trabajando con cuerda o con trapillo.




Para los vaguillos que no tengan ganas de leer he preparado un vídeo que cuenta exactamente lo mismo que os he escrito aquí:




Sin más, esta es la primera entrada del "muestrario" donde iremos viendo muy despacito los básicos. Seguramente la mayoría de los que pasen por aquí ya conocerán estos conceptos, pero sé que hay quien no y al principio no es fácil.

2 comentarios:

  1. Muy interesante, no tenía ni idea de las partes de la aguja, ni siquiera pensaba que tuvieran nombre. A mí las que más me gustan son las de madera, por su calidez y porque son preciosas, aunque para mi gusto son más incómodas que las de metal, sobre todo con acrílicos e hilados finos. Nunca he utilizado un ganchillo tunecino, aunque he oído hablar de él, pero donde yo vivo no lo usa nadie que yo conozca, ni lo he visto en las tiendas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, lo mío es un culoquierismo... ayer me fui a comprar lana y me encontré que han traído ganchillos con mango de plástico ergonómico, y me acordé de este post... ¡y me he comprado uno! A ver qué tal, nunca he usado ninguno. Como me guste va a ser un peligro (y un negocio para la de la tienda).

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...